• Thanks!

    Gracias por su mensaje

    Required fields not completed correctly.

  • ¡Suscríbete a nuestra newsletter!

    Estarás al día de todos nuestros eventos, exposiciones, noticias de nuestros artistas y contenido fresco relacionado con el mundo del arte.

DE ELENEUDIS A ELENEUSIS

  • Home
  • /DE ELENEUDIS A ELENEUSIS

PASANDO POR LA GASTONTERAPIA

 

Se conoce con el nombre de ELENEUDIS a los sintagmas descompuestos tras el paso Del cometa Haley y perdidos en la enorme galaxia de Gutemberg. Ejemplo verbigracia:

“Los complejos del feo Apocalipsis según San Juan LA GRAN CHINGADA PA GIÑARSE (ÚLTIMO PEDO) LO INEFABLE LO QUE NO ES (OJALA NO SEA) LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS Y LO QUE SEMOS”.

De este modo los Eleneudis, o sintagmas desbocados, arrasan de manera violenta, sobre los enternecidos paisajes bucólicos de los arriscados montes pirenaicos y sucumbe al destronado ritmo de la valoración heroica de los lejanos árboles, ríos, montañas y todo lo que el Gran Creador apostó sobre la frentecilla de la gastonterepia eleneudística.  Hablando claro: los cuadros fueron y son cojonudos.

A este periodo de gran creación y fuerte despiporre sigue lo que se conoce con el Nombre de ELENEUSIS, o etapa de gran silencio en el que la gastonterepia eleneudística,se pierde entre los aborígenes  del  Pacífico y el rancio abolengo de  papá  magister.
Reniega la artista de los jugosos estampados familiares en las pequeñas singladuras de las provincianas avenidas, y se larga a mundo, al silencio, a aquello de:  “mamá, teta”.  Y aunque en el currículo vital siguen marcando fechas y actos como en el que en 1992 da saobre  “el matricoño. Ceremonia” solo en el 98, cuando regresa al mal de montaña en las laderas del pico de Aneto y refunfuña, por lo bajo, aquello de “Regresaré a la casa, la casa de mi madre”, inicia el largo recorrido que le lleva Al 2005 con la “Ordenación del arte axtrakto” -¡jódete!- y sacando la cabeza del maremágnum recupera la eleneusis desbocada que fue capaz de mostrar allá por los años ochenta.

Que los dioses incrédulos recojan este mensaje y seamos capaces, con Jerónimo y todo, de volver a transgredir violentamente esos hermosos paisaje que Elena Gastón -resumen de Eleneudis y Eleneusis-  guarda en el ojo avizor de su talante surreal y desconcertante.

J. A. Labordeta

 

Ver Galería